Tulum

Tulum es sin duda símbolo del hermoso Caribe mexicano, por su privilegiada posición las ruinas de “El Castillo”, flanquean las costas vigilando el mar azul turquesa y el verde interminable de la selva que se extiende hasta perderse de la vista.

Las ruinas no son tan antiguas como podríamos pensarlo, tienen más de cuatrocientos años, y fueron abandonadas cuando llegaron los primeros españoles a América. Sin embargo después de su abandono la selva avanzó sobre ellas. Hasta el año de mil ochocientos cuarenta y siete, pasó abandonada más de doscientos años.

Ciudad amurallada o empalizada, es la traducción del nombre de Tulum, aunque este nombre es también nuevo. Al ser redescubierta la ciudad saltaba su peculiar muralla que se encuentra alrededor de las edificaciones develando la razón de su existencia. Siendo el acantilado más alto de la zona y sirviendo de punto medio entre la isla de Cozumel y otros asentamientos a lo largo de la Riviera Maya, se cree que pudo ser una ciudad dedicada al comercio.

Sus murallas servían de protección de lado de la selva. Del lado del mar y gracias a su altura se observaban las embarcaciones que llegaban o se iban con la preciada mercancía. Tulum era una ciudad independiente y por su ventajosa posición podían prever ataques desde mar. Esta ciudad albergaba construcciones de importantes personajes que pertenecían a la realeza, políticos y religiosos, en algunas áreas se puede ver solo las rocas en el suelo que describen como eran los hogares y el estilo de vida que pudieron haber tenido.

Pero para poder imaginar cómo lucia la ciudad en su apogeo, en algunas edificaciones se han conservado pinturas que ostentan los colores a pesar del tiempo y las inclemencias. Mirar esos colores térreos en los muros nos conecta con el acantilado.

Los visitantes pueden disfrutar der mar al descender por las escaleras a una porción de playa que es parte de la visita.

A un lado de la zona arqueológica se encuentra el área protegida denominada “Parque Nacional Tulum” en él se conservan especies características de la selva caribeña como el Tapir, Pecarí, Mapache, ocelote, venados cola blanca, etc. Aves acuáticas, muchas de ellas, aves migratorias, reptiles y mariposas, principalmente. En esta área, las tortugas contando con mejores oportunidades para sobrevivir al desove para dirigirse al mar.

Cerca de las ruinas se encuentra la zona de playas que a diferencia de lugares como Cancún y Playa del Carmen, estas playas aún conservan el aire rustico lejos de grandes hoteles y zonas comercializadas. A lo largo de la playa se pueden ver algunos restaurantes que ofrecen camastros y mesas a los visitantes o simplemente uno puede buscar la mejor parte de la playa para poner una toalla y recostarse a disfrutar.